Diferencias entre servidor dedicado, virtual (VPS) y hosting compartido




Muchas veces, cuando decidimos iniciar un proyecto online, bien sea un sitio web o algún servicio automatizado, nos preguntamos qué es lo que más nos conviene para hospedar nuestro proyecto, y esto va a depender en gran parte de lo que vayas a realizar, si se trata de un simple sitio web para promocionar tu compañía, la gran mayoría de las veces basta con un hosting compartido, pero si se trata de proyectos personalizados o sitios webs muy grandes, hace falta mayores recursos para poder mantenerlo a flote, entonces, ¿cuales opciones tengo y en qué se diferencian?

Hosting compartido

Este servicio se caracteriza por ser el mas económico, y dependiendo de la empresa donde lo adquieras, pueden llegar a ser muy eficientes en el hospedaje de sitios webs, suelen ser limitados tanto en consumo de banda ancha como en espacio, y en su mayoría usan el panel de control llamado “cPanel” para poder realizar diferentes tareas, como la manipulación de los archivos, la creación de correos personalizados, manejo de cuentas FTP, entre otras cosas. Su uso está limitado dentro de las características del mismo panel, que es suficiente para hospedar webs que dependen de un CMS como wordpress por ejemplo, pero si necesitas utilizar recursos avanzados de linux no te será de gran utilidad. La cantidad de sesiones simultaneas que pueden soportar dichos hosting, van a depender mucho de que tan optimizada este tu web y de que tan bueno sea el servicio que has contratado, pero para sitios de baja y mediana envergadura, suele ser suficiente.

Servidor Virtual o VPS

Un servidor virtual o VPS, se caracteriza por estar alojado en un gran servidor, que comparte su potencia entre varias maquinas virtuales y en el que podrás optar por el manejo entero del SO que se encuentre instalado, bien sea Windows o Linux, sin depender de un panel como en el hosting compartido, esto es una gran ventaja a la hora de realizar distintas tareas y permite desarrollar sistemas más complejos que el de una simple pagina web, además de poder aumentar las prestaciones del servicio más adelante sin necesidad de migraciones complicadas a otros servidores. Estos servidores suelen ser más potentes que un hosting compartido, aunque no en todos los casos, siempre va a depender de que tan bueno sea el proveedor donde lo adquieras.

Servidor dedicado

Un servidor dedicado, como su propio nombre lo dice, es aquel donde se te otorga todo el rendimiento de un servidor entero, sus características son muy similares a un VPS, aunque este suele tener un funcionamiento más optimo al no tener que depender de una maquina virtual. Una de las desventajas de usar un servidor dedicado con respecto a un VPS, es que este si llegase a sufrir una avería, podrías pasar algún tiempo sin poder acceder a él mientras tu ISP lo repara, mientras que un VPS, al no depender de un hardware especifico, puede ser migrado a otro servidor enteramente sin sufrir inconvenientes.

Algo que caracteriza tanto a los VPS como a los servidores en general, es que no cuentan con administradores dedicados, por lo que deberás tener conocimientos en el manejo de servidores, a menos que la empresa cuente con dicha opción, por el cual deberás pagar una suma aparte del servicio contratado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *